La Cuaresma, día tras día, con Maurice Zundel.
Maurice Zundel (1897-1975), sacerdote suizo, escritor, poeta, teólogo y – según Pablo VI – “un genio espiritual”.

7. Un Dios venido del exterior es un ídolo

7. Un Dios venido del exterior es un ídolo

Un Dios venido del exterior, un Dios impuesto, es necesariamente un ídolo. Y yo sé que pueden decir: “Pero ¿no venían de fuera de la humanidad todos los profetas que nos dieron revelaciones recibidas, todos los profetas que proclamaron los mandamientos y las ordenanzas divinas, y que nos dijeron que nos sometiéramos, y querían someternos a Dios?” Claro, sin duda, pero eso era el Antiguo Testamento; ¡era un Dios mal conocido todavía, lo mismo que el hombre, era todavía un desconocido! Jesús nos introdujo en otro régimen, porque justamente Jesús nos revela el verdadero Dios, el Dios bueno, el Dios Amor que nunca se impone, el Dios que viene siempre de adentro y que está de rodillas ante la humanidad en el lavatorio de los pies. Y en efecto, ¿cómo entender el lavatorio de los pies si no vemos en el hombre una capacidad de iniciativa, una libertad tan sagrada, tan inviolable, que Dios mismo se pone de rodillas?